Me encanta que los planes salgan mal

a_team05.jpgNo puedo planear. No soy capaz de hacerlo, y además, me niego. Si acaso, puedo planear algo, para matar el tiempo, para luego terminar haciendo todo lo contrario.

Fer siempre me pide planes. Tronco! dime qué vas a querer que hagamos este finde!. Y yo suelto la que según todo el que me conoce, es mi frase: No sé…. Y lo desespero, lo vuelvo loco, le da un ataque. Tiiiio!!! que vienes dentro de tres dias!! tienes que decírmelo yaaa!!!

¿Por qué planear?. Si planeas quedar con unos amigos el sábado por la noche, llegará la hora y estarás tirado en el sofá enredado en tu chica, y se pondrá a llover y bajará la temperatura en la calle cinco grados… Es Murphy! …y no falla nunca… el muy cabrón… ¬¬

Planeando algo con cuatro semanas de antelación te aseguras que cuando llegue el finde en cuestión, lo tendrás todo tan pensado, tan calculado que te habrás aburrido de ello y lo que te apetecerá será el plan que justo te proponen el mismo viernes. La improvisación es excitación. Es lo que hace que las cosas puedan salir mal o que puedan salir de una forma que no tenías calculada. Es dejar una rendija abierta a la sorpresa… o la puerta entera…

fer.jpgPiénsalo. El día que llovió, te tuviste que meter en aquella cafetería tan genial que se convirtió en tu favorita. Aquella noche que te plantaron fué cuando te presentaron a aquel tio con quien te corriste una juerga estupenda. Aquel cartel de “cerrado por reformas” en la chapa de su restaurante favorito hizo que tuviéseis que cenar en tu casa… tres veces… Buscando a tus amigos en aquella disco, encontraste a esa chica que nunca te había hecho caso, vestida con su mejor sonrisa…

No podría decidir qué vaqueros voy a ponerme mañana, ¿cómo alguien pretende que decida en qué voy a gastar algo tan valioso como un fin de semana con un buen amigo? Siempre hay cosas que hacer, siempre tienes opciones… Me gusta hacer siempre lo que me apetece…

Éste post es un brindis con mi amigo Fer por las noches mágicas de reyes, dónde él hace planes y Quique González, Cris, Enric y Légolas me ayudan a desbaratárselos.

Santos bemoles

ber1.jpgEl otro dia en el coche con Regina y Manu salió a colación el tema de las fotografías pornográficas que han aparecido recientemente representando obra y milagros de diversos santos y vírgenes. Mi opinión es que están fuera de lugar, pero no quiero ir a por esa polémica. Para otro dia quizás.

El asunto es que me enteré por Regina que Santa Teresa durante un tiempo, no fué todo lo santa que a mi me habían contado mis profesoras en el colegio. Claro, yo estudié en Las Teresianas, con lo cual, no sé de qué me sorprendo, pero ya me dió por investigar. La verdad es que no entiendo bien por qué se oculta la parte humana de los santos, cuando es precísamente ése ámbito pecador el que puede servirnos mas de guía. Mostrarnos que a pesar de que uno tenga sus defectillos, puede ser un tio genial e incluso, para el que lo quiera, optar a aparecer en algún altar el día de mañana… (o pasado) Aunque opino que eso también es cuestión de pelas hoy dia, pero bueno. La cosa es que Santa Teresa pudo haber sido un día, una chica más, llamada Teresa de Cepeda y Ahumada que salía de marcha, hacía botellón y le miraba el culete a los chicos.

santateresa.jpgTia, Teresa, creo que Francisco de Asís me tira los tejos
– Que hablas tia? Kiko está por mi, lo que pasa que cuando bebe se pone superpesado, y muy pulpo…
Jo tia con lo bueno que está, que pena que se le vaya tanto la pinza con las visiones y todos esos rollos
– Ya ves Devo, no sé que fuma, pero acaba mas colgado que espíderman en un rascacielos…
rascaqué?!
– Ná tia, dejame que acabo de encontrarme con Nostradamus y me ha puesto la oreja como un tomate… Anda ponme un cubatita del ron miel ese tan rico…

Vale que me he comido unos cuantos cientos de años en el diálogo anterior, pero me motiva tanto encontrar frases tan poco esplícitas y a la vez tan reveladoras como la siguiente, que vuela mi imaginación.

“Del relato de Teresa resulta que durante sólo tres meses tuvo “amor a los pasatiempos de buena conversación”, favorecidos por las criadas, con ocasión de peligro para ella y deshonra para su padre y hermanos, juntamente con la afición a las galas y el deseo de contentar y parecer bien;” [Wikipedia]

Y claro, el padre cogió y la metió en un convento, cosa que su “deseo de contentar” se desmadrase, lugar dónde ella no quería estar porque no podían llegar sus amigüitos:

“Ya en el monasterio, los primeros ocho días echó mucho de menos Teresa su falta de libertad. No quería ser monja, y sus adoradores la enviaban recados, mas según su propia frase, ‘como no había lugar, pronto se acabó.'” [Wikipedia]

Riiiiiing!!
Hola, está la Tere?
– Claro que está, ésto es un monasterio, no te jode!… y tú quien eres?
Soy el chino, su novio, ¿puedo entrar a verla?
– ¿Como? Venga hombre! fuera!

Riiiiiiiiing!!!
– ¿¿Y ahora quién es??
Hola, soy Rulas, el novio de Teresa, puede salir?

Lo que mola es que, por propio interés o porque no le cupo más remedio, la cautiva Teresa se reformó, y acabó siendo un ejemplo para mucha gente por su santidad manifiesta. Para mí, pudo haberlo sido por su afán de superación, por su capacidad de reforma, pero llegué a la verdadera historia demasiado tarde… Es por ésto que a veces pienso que la iglesia debería socializarse un poco más. No sé si regalar a los pobres el dinero y tal, que es meter el pie más hondo, pero sí acercarse más a la gente de a pie, mostrar al mundo que los santos no nacieron en los altares, que como San Francisco y Santa Teresa seguro que hubo unos cuantos más. Gente que supo vivir y además convertirse en ejemplos.

No oculten la verdad, siempre es mucho más didáctica que las medias mentiras y las historias dirigidas.

Nota: Espero que todo el mundo sepa interpretar éste post con el buen humor con el que he pretendido escribirlo. No quiero herir sensibilidades, aunque son pocas las personas de cuyas sensibilidades me preocupo.

Ford Capri del 82

capri.jpgEl gran ídolo da señales de vida. Quique González, aún rehabilitándose de su lesión de rodilla, empieza a colgar joyitas en su web para ambientar su vuelta a los conciertos, de momento sólo representada por su futura aparición en el Extremusika 07.

Ésta mañana, la web ha aparecido engordada con el video de un tema que la gente del foro demandaba desde hacía semanas: Ford Capri del 82.

El vídeo no se escucha muy bien, pero sirve. La canción tiene esa ‘roña’ de las canciones de Quique que hablan de su infancia, de su barrio… Esa nostalgia que él sabe manejar cuidadosamente, dosificando la dósis hasta hacerte ver imágenes en tonos amarilleados, ajados, en cinta de película quemada… Como las fotos de ése carrete caducado de Etringita… Cómo el color que tenían las tardes de verano en casa de mi abuela…

No es que la canción me apasione… pero Quique, a fuerza de remover recuerdos, a veces no compone… putea… Hurga con el dedo en sitios donde casi duele… Eso mola :P

Demasiados chivatos

palop.jpg¿Cual es la salsa del deporte?. La mayonesa del fútbol, el ketchup del baloncesto, el chimichurri del ciclismo, es la emoción. Un partido de fútbol en diferido, y que te han contado como terminó es una braga náutica. Y lo dice un fanático del fútbol, apasionado de la táctica, observador de los mínims detalles y feroz seguidor de uno de los equipos con menos emoción de la liga. ¿Hay equipo más abocado al 0 – 0 que el Real Madrid? Pues hasta con esas, siempre queda un puntito de emoción.

Cuando veo los resúmenes de partidos ya pasados, sin saber el resultado, si el balón se va lamiendo el poste, yo grito “huuuy!!!” y mi padre contesta: “pero qué haces? si ese partido ya ha acabado y han perdido 2-0!” … ¬¬ Sí. Mi padre es el hombre anti-emoción. Él opina que lo mejor del fútbol es mirar en el teletexto los resultados… Está deseando que terminen los partidos para poder ver la clasificación ordenada. Los partidos aplazados le joden los domingos.

Ésta madrugada ha comenzado el campeonato de Fórmula1. Me gusta, hasta el punto de no perdrme una carrera, pero no a tanto como para levantarme un domingo a las 6 para ver la carrera. Así que al despertar, he hecho firme propósito de no enterarme del resultado de la carrera para no perder la emoción de la carrera, que telecínco da siempre por diferido a la hora habitual. No he saludado a Woper en messenger porque es de los frikis que se levanta a las 4 para no perderse el previo, no he abierto el marca ni el as, habitual página de inicio en mi navegador, no he abierto el lector de feeds, pues muchas veces los titulares son del estilo “Fulanito gana!”: cortos, concisos y a la yugular de la emoción. No he encendido la radio mientras me duchaba, no he mirado siquiera el periódico, en previsión de una portada demasiado esclarecedora, y cuando ha llegado el momento me he parado frente a la tele apagada, con el dedo sobre el botón de encendido del mando… “lo hago o no lo hago?” venga… enciendo…

f1.jpg…Mi dedo ha reaccionado ágil cambiando de canal, pero a la mente no se le escapa una. Me ha formado una imagen mental del un tipo rubio, con gorra y mono rojo levantando los brazos… Lo que mi dedo había visto en el canal anterior y no me quería mostrar (fiel dedo, traicionera mente) Mierda… me cazaron… Para rematar: “Ha ganado Raikkonen”… mi padre ha entrado en el salón detrás mio y no ha dicho ni buenos dias. Ha dicho, “ha ganado Raikkonen” y se ha sentado tan pancho a leer el periódico… Él odia la F1, pero como sabe que a mi me gusta, me informa… ¬¬

Me ha dado por pensar. Prensa escrita, prensa digital, televisión global, radio, móviles, internet, rss, blogs, foros, chats, podcasts… ¿Qué posibilidades tenemos de permanecer desinformados hoy en dia? ¿Hay alguien por ahí que no sepa qué está pasando en el mundo? ¿¿Cómo **** lo hace??

Otro dia hablaremos de esos partidos en que el sonido llega 2 segundos antes de la imagen para chivarte los goles antes de que pasen… Chivatos… vaya asco…

Chinos

noable.jpgLos alemanes vienen a la costa del sol a pasar su vejez, los futbolistas vuelven a sus clubes de origen para colgar las botas, el salmón vuelve al rio donde nació para procrear y morir, y los chinos… los chinos vienen a españa a vivir eternamente.

“Vámonos a españa Chin-Gao, allí dicen que no hay ni un chino muerto!”
– “No lo sé Cho-Chin, pa mi que eso va a ser una leyenda urbana como lo de ricky martin, el perro y la mermelada”

Vienen aqui y montan dos negocios: o un chino [restaurante], o un chino [todo a 100].

“Cho-Chin qué te parece ‘Gran Muralla’ como nombre para nuestro restaurante?”
– “humm creo que está pillado ya eh?”
“No jodas! …vaya…” (…) “Oye y ‘Dragón Rojo’?”
– “también… pillado…”
“Mielda! (…) entonces vamos a montar un todo a 100 que a eso no hay que ponerle nombre…”

Que digo yo, vaya putada que siendo chino, los elementos mas representativos de tu cultura tengan “erres”. Parece que alguien lo hizo a posta para mofarse… Glan Mulalla. Dlagón Lojo.

“Qué rico está esto! qué es?”
– “Calne de lata”
“De qué lata?”
– “Calne de lata, de la que cole pol las alcántalillas…”

chino_mandarin_flan__361455.jpgCuando yo era pequeño no había tantos chinos en España, y mi idea de chino era el anagrama de la marca del flan que hacía mi abuela. Recuerdo que cuando empecé a ver chinos, los veía descafeinados. Donde estaban los bigotillos esos? y el gorrito?. Una decepción. Es ridículo, pero no me pasa solo a mi, Edu me contó que la familia americana que acogió a su primo, tras dos dias de verlo en vaqueros, le dijeron que ellos eran una familia muy comprensiva, y que no se cortase en ponerse su traje de torero para estar por casa cuando él quisiera, sin ningún problema.

La mezcla, la integración, el roce con otras culturas nos hace mas sabios. Hay que rozarse con los chinos para ver por qué no se mueren…

Delay…

Últimamente noto algo raro en mi vida… Como andar a pie cambiado…

– Lunes: Juerga, birras, gente… y subidón :D
– Martes: …hum… resacón…
– Miércoles: Toma de conciencia… y bajonazo… :(
– Jueves: La vida sigue… :S
– Viernes: …y sigue ;)
– Sábado: Recargando pilas… (Arrocito criollo, tardes de sofá…)
– Domingo: Cine… ya casi es Lunes… :)

¿Me lo parece a mi o mis semanas las hacen con dos dias de retraso? En fin… la vida sigue… :S. Por cierto, el viernes hay arrock con pollo.

Empeñé todo lo bueno

Son las tres de la mañana. Baluarte está vacío. Solo están eMe y Nacho. Nacho, de pie, por dentro de la barra, con un codo apoyado en ella, mira la televisión en silencio. eMe, al otro lado, tiene una cerveza a medio empezar delante. Mira el suelo.

eMe: A veces me pregunto dónde tendré el sentido del ridículo…

Nacho: En el almacén.

eMe: ¿Cómo?

Nacho: En el almacén!. No te acuerdas? Me lo cambiaste por una ronda de cervezas.

eMe lo mira perplejo (o borracho) durante unos segundos (o minutos). Nacho no aparta la vista de la televisión. eMe gira la mirada hacia el aparato también.

eMe: Ah…

Yo fuí un fashion victim

gondomar.jpgOcurrió hace años, y al contrario de otra mucha gente, mi adicción al mundo de la moda no fué algo en lo que me adentrase de manera progresiva y difusa. Casi podría decir la hora exacta y el lugar concreto. Fué por la tarde y en la tienda de Massimo Dutti que antes había en el centro.

Empezamos a llamarla “la guapadependienta”, aunque más tarde supimos que su nombre era Bárbara. ¿O no?. Es posible que el nombre sea producto de una asociación de ideas de mi cabeza, pero diría que se llamaba así… Era increíble, y no por su destreza doblando las camisas. Amor a primera visa.

Total, que Pin y yo comenzamos a aficcionarnos a ir a Massimo Dutti una o dos veces por semana, y Bárbara debió apiadarse de nosotros y empezó a darnos conversación entre compra y compra. Es lo que tiene el ridículo, quieras o no, llama la atención. Así, los dias en que no había gente en la tienda, mientras uno de los dos se probaba ropa en el mostrador, el otro podía conversar con Bárbara tratando de no hacerla resbalar con las babas. Obviamente, a partir de un determinado tiempo, hubimos de pactar quién de metía al probador y quién se quedaba fuera. “Que va, ese no te queda muy bien, pruébate estos siete que te he traído”, “Ah! no son de tu talla? no te preocupes, enseguida te las busco”

massimo.jpgLlegó un momento en que nos peleábamos hasta por entrar el primero por la puerta para poder jugársela al otro. “Hola Bárbara! Pin quiere probarse ora vez pantalones!, yo creo que se los come eh?”. Hasta que un día, que fuimos a comprar una corbata para la boda de la hermana de Pin, “la guapadependienta” había desaparecido… Tal fué el desencanto que ni compramos la corbata. Ese día en Massimo Dutti no hicieron tanta caja como el mes anterior, pero se contentaron con que no tuvieron que fregar esos misteriosos charcos que aparecían día si y día también en la tienda desde hacía un tiempo…

No volvió, y finalmente dejamos de esperarla. Un día en la discoteca de moda, cuando ya estabamos por irnos alguien me agarró del brazo y me dijo “Ésa camisa te la vendí yo”. Allí estaban ella, sus ojazos azules, mis rios de babas, y su novio de 2 metros y cuarto, que me echó abajo las platónicas ilusiones, aunque le agradezco que me dejase en su sitio los dientes. Charlé con ella unos minutos y nos despedimos.

Nunca la volví a ver… La moda perdió todo su interés para nosotros… La tienda de Massimo Dutti cerró… Ahora compro en el mercata

Amputación en las aulas

clase.jpgLeo en el blog de fitti una de esas noticias amarillo huevo que saca el 20minutos y de las que tanto me beneficio aquí en MienteMe:

“Profesora le corta la lengua a un alumno por hablar mucho en clase”

Recién vengo de clase y y traía un cabreo parecido al que debía tener la profesora, así que con mi experiencia personal bulléndo en la cabeza, he entrado a leer íntegra la noticia a ver si se la había cortado con motosierra, cuchillo jamonero o cizalla oxidada… Como suele ocurrir con el citado diario, el titular no le hace justicia al artículo, mucho mas cuerdo y comprensible, por eso me quedo con lo gore, con el titular.

covap.jpgMis padres y tios se quejan siempre de que mi generación, y posteriores, están malcriadas, que antes los profesores no toleraban ciertas cosas y que por menos de un ‘jesús’ te llevabas una leche. Entera. Pues fíjate, ahora, si hablas mucho, te quedas sin lengua, como los traidores de antes que ellos. A ver si la generación blandita no va a ser la de mis padres…

Ayer sólo salí hasta las doce, para acostarme prontito y rendir hoy en clase. A las diez y media un poco pasadas, he llegado a clase, he abierto el cuaderno y empezado a tomar apuntes muy aplicado, tratándo de enterarme y todo. En eso que llega un tio que me sonaba de otras veces, se sienta a mi lado y dice:

“¿A que jode que justo el dia que quieres currártelo en clase tengan que venir a joderte dos niñatos?, por cierto, no nos han presentado, me llamo Murphy”

-¿Murfi?

“Si, imbécil. Murphy, el de las leyes…”

Efectivamente dos payasos sentados delante y contándose la vida en voz alta, golpeando la mesa para hacer ruido a propósito para que el profesor terminase la clase antes de tiempo, gritando “ámonos ya” desde el primer cuarto de hora de clase, me han hecho imposible enterarme de la mitad de la explicación. Aplicando el método de la citada profesora italiana del artículo, si a un alumno que habla demasiado se le corta la lengua, a dos que dan mucho por culo… qué se les corta?

Y no, no necesito ninguna justificación por haber perdido el hilo de la lección. Hay dias que entro a clase con el 20minutos directamente, o con una resaca muy fea, pero hoy no, y he puesto empeño en enterarme de la clase… y cuanto más ponía, más gordo crecía el cabreo dentro de mi…

Luego se habla de la mala leche de los profesores corrigiendo exámenes y tal. Yo creo que esa mala leche habría que reconducirla mejor… Tijeras para todos, hombreyá!