Los Dalton

dalton.jpgMis Dalton particulares no son como los de Lucky Luke. A diferencia de aquellos, estos son solo tres, no tienen hermanos chiquitillos y aún no han pasado por el trullo. Sin embargo, los mios, como los de Luke, son una panda de maleantes. Si los encuentra por la calle, tenga cuidado con ellos, no intente detenerlos, póngase en contacto con el sheriff y cobre su recompensa…

Se diría por su apariencia que son jóvenes afables de buena conducta. Nada mas alejado de la realidad.

Charly Dalton: el menor de los tres, arrastra un amplio historial delictivo por toda la costa del país. Recientemente se le ha visto en concentraciones de grupos pro-terroristas por lo que se supone que presta ayuda a dichos grupos. Prepara unas pócimas de cagarse en las patas, según los rumores, en la factoría de ron brugal, fotos con su efigie pende de las paredes con la leyenda “Éste es el hombre que os da de comer”. Fiel a su lema, “Sin aliño no hay cariño” ha desbaratado los hígados de cienes y cienes de personas que confiaron en su afable sonrisa. Suele ir armado y cargadísimo y es muy peligroso.

Tocayo Dalton: el mayor de la familia. De apariencia tranquila, suele vérsele tocándole las palmas al individuo anteriormente descrito mientras éste prepara sus pócimas mortales, las cuales luego gestiona con inusitada velocidad. “lo estas viendo?” *chuijk!* pos ya no lo ves”. Lo cual lo transforma en pocos instantes en un individuo áltamente inestable y peligroso.

Pollo Dalton: se le tiene por el responsable de la reorganización de la banda. Hace unos meses se pensaba que podría estar retirado del ámbito delictivo, pero tras los últimos golpes perpetrados por los miembros de su familia se teme su reaparición. Responsable de varios de los asaltos mas cruentos que no se recuerdan, como el perpetrado en la agrobarra en Abril de 2003, antes de sus destrozos siempre solía decir “Yo cubatas no, pero valgitas me puedo tomar los que quiera…”

Si por sus refinados modales y su simpatía usted se ha visto tentado de unírseles, sepa que la vida al lado de éstos maleantes no puede durar demasiado. No hay cuerpo físico que lo resista, o no ha visto usted, piltrafilla, que mide metro sesenta y cinco, y cuando se toma una caña se marea, y estos calzan un 58 y entrenan en altura…?

Hágame caso. Desista. Éste sábado, no se apunte al asalto que tienen preparado…

La luna se derrama los Sábados…

…como la espuma de cerveza.

Algo tienen las noches en que no deberías salir. Ese sentimiento de sentirte malo, infringiendo las reglas, sucio, pero duchadito, es una expresión más de El Rollo Maldito™. Dicen que la sensación del deber cumplido es bastante buena. La sensación de estar ciscándote en el deber con saña, alevosía y esa otra tia que no te han presentado, es algo cojonudo.

Porque ser bueno, rico, bonito y simpático es fácil. Estudiar y aprobar los exámenes, que tus padres estén contentos con su hijo porque se acuesta todos los dias a las once y media. Tener dinero ahorrado honradamente, una novia modosita y de buena familia que te dice cada dia cuanto te quiere… La vida de cara es puro confort, joder, es un mercedes que huele a nuevo, y así irte a seiscientos kilómetros es un paseo…

Lo que tiene mérito es la vida rayando El Rollo Madito™. Presentarte a los exámenes con resaca, llegar a casa con los zapatos en la mano, andando de puntillas para no llevarte una bronca, quedarte sin un duro invitando a cubatas a este tio… – como te llamabas tron…? –. Es dormir en el suelo y despertarte de buen humor. Es llegar a casa y desayunar con tu padre y tu borrachera. Es valorar los hoteles por la ausencia de estrellas… Ser un paria, al fin y al cabo, el que no gana ni con la cara ni con la cruz. Saber que no importa cuanto tires la moneda al aire, hasta que no te la gastes en una caña, vas a seguir perdiendo…

El Rollo Maldito™ es un Hyundai Accent con doscientos-mil kilómetros y una ventanilla rota. Cargado de víveres y béberes. Un colega al volante y otro atrás, durmiendo la mona. Arrancarlo y hacerte los mismos seiscientos kilómetros …o los que te permita hacer.

Esas noches en que sabes que no deberías estar ahí, con un tercio de cerveza en la mano, sin mirar el reloj, sin pensar en mañana, son las noches en que mas grande te sientes.

Ése es el verdadero afán de superación, el que trata de llevarte ahí. El séptimo sentido de los Caballeros del Zodiaco. La barra del tiro llena encarando portería en el Fifa. El Nirvana de Kurt Cobain. El Rollo Maldito™.

Un año de mentira

Si hace un año me llegan a decir que iba a haber gente que leyese a lo que me dedico en la biblioteca, que se me iba a colar un tio a comentar mi post sobre Fito que luego sería mi relaciones públicas, mi enemigo, mi jefe y el segundo tio mas cabrón del mundo, aunque después se haya ablandado.

Que se me iba a llenar la casa de arquitectos, panda de colgados, y un melenudo con club de fans adicto a dar por culo que me copia el nombre del blog…

Que iba a pasarlo tan bien con ellos, de borrachera en Baluarte con el papá asexual, jugando a la botella virtual el dia de mi cumple o agarrándome un resfriado de los diecisiete del pasado año en Madriz un dia de improviso…

Que Jota y El Pollo, amigos con mayúsculas, me iban a hacer tan buena promoción con las chicas (“te presento a eMe, tiene un blog, es un friki”), que El Tigre iba a buscar un ordenata como fuese para ver que escribía, que El Último Melómano me iba a leer con tanta atención desde las sombras, como si un dia fuese a hablar de algún disco que a él le guste… (ni tal cosa fuese posible…)

Que Leo iba a ser el primero en comentar casi cada uno de los posts que escribo, llegando desde tan lejos como Buenos Aires está, que Alex iba a hacer los memes que le mando, que María iba a dejar de leer en chino para leer las gilipolleces que yo escribo…

Que iba a montar unos chats que te cagas con toda la gentuza que me visita…

Que iba a convertirme en un icono del machismo

Que un post mio iba a inspirar una canción (aunque tiene pinta de que nunca la terminarás…)

Que la Chica Vudú iba a prestarme atención…

Que iba a darle al ‘team’ un tema de conversación inagotable

Que me iba a servir para reconciliarme con tu recuerdo, para que no me duelas en la memoria…

Que me iba a comentar el Prepu! mas jevi que el trueno!

Que iba a dejar constancia de grandes noches… y tardes… bueno, y noches que empiezan a las 3 de la tarde

Que iba a pasarlo tan bien con todos vosotros…

…no hubiese empezado a mentiros hace un año, habría empezado mucho antes… Gracias.

Quince del 1

Si solo recordase una fecha, sería éste quince del 1.

Con un año, me quitaba el juguete con el que yo jugaba. Si no se lo daba, lloraba, y mi madre nos daba, a mi una torta y a ella, mi juguete…

Con tres, yo tenía el cuerpo entero marcado con sus mordiscos…

Con cinco entró en mi cole. En casa la puteaba, pero en el cole que no le tocase nadie ni una pestaña. Lo que es de uno, es de uno y que no hinchen las narices… En los bares, se pedía lo que yo pidiese.

Con ocho descubrió que los Reyes son los padres. Y lloró. Pero siguió dándole miedo la noche del 5 de Enero y venía a dormir conmigo.

Con diez lloraba cuando mi madre decía que me iba a mandar a un internado.

Con dieciséis ya era horrible compararnos.

Con dieciocho se fué de casa, a estudiar fuera. Y empecé a echarla de menos…

Hoy es el cumple de la mejor niña del mundo, esa que tiene google a sus pies gracias a Jota y a todo Madrid gracias a su simpatía. Cumple 25 añitos… Y parece que me la trajeron ayer.

Todas las noches…

…él ponía el mismo disco de Janis Joplin y escribía en su espejo “ven”. En el mismo lugar dónde lo había escrito la noche anterior. Y todas las noches ella decía “no” con la misma indiferencia…

…y todas las noches ella ponía el mismo disco de Van Morrison, y esperaba que él, en el mismo lugar de la noche anterior, escribiese “ven”… para decirle que no…

…un dia de estos, me van a regalar otro disco…

Diario de un Cordobés en Sierra Nevada

31 Diciembre

Acabamos de llegar a Sierra Nevada. La leche! Nada mas llegar el coche se nos ha parado, pero no pasa nada porque hemos podido meterlo en el parking, seguramente solo necesita un descanso, Willy es mas duro que un clavo en un ataud! Las tias de aqui son la ostia, unos culos! unas tetas! nada mas llegar hemos hecho migas con unas chicas de Los Palacios, eran un poco canorrillas, pero no importa, la gente de aqui es genial. Nos hemos ido a tomar unas cañas a una terracita y tomar el sol, la temperatura es estupenda. No hay mucha nieve, ojalá nieve mañana…

31 Diciembre (noche)

Nuestro apartamento es la polla!! es enorme, y calentito. Edu y Ana han venido y nos han traído una empanada buenísima. En realidad tenemos bastante comida, pero bueno, algo más nunca viene mal. Hemos celebrado el año nuevo con unos colegas Algecireños: El Pollo, El Pitu y El Garqui. Hemos tenido suerte de que no nos robasen nada. ojalá nieve mañana…

1 Enero

Hemos estado toda la mañana esquiando. ¡Que pasada! No hay demasiada nieve, pero es de buena calidad. Me ha entrado algo de hielo en los calzoncillos y cuando he llegado a casa tenía el culo mojado jajaja. Por la noche hemos jugado un futbolín con nuestros colegas agitanaos de Algeciras. Ojalá nieve mañana…

2 Enero

Esta nevando mucho! Qué bonito! Las carreteras están cortadas y la estación cerrada, pero no importa, es precioso ver caer los copos de nieve y tener, por fín, unas blancas navidades. Parece que Papá Noel va a aparecer en cualquier momento rayando el cielo de la Sierra. Hemos salido a dar una vuelta y tirarnos un poco de nieve. Esta un poco fria y te toca los cojones cuando se te mete en los guantes, pero no importa, por fin tenemos nieve, a ver si mañana podemos esquiar.

3 Enero

No ha dejado de nevar en toda la noche. Empieza a ser preocupante. La terraza se nos ha llenado de nieve. Queda chulo, pero una bolsa de basura que teníamos fuera se está llenando de hielo y después va a ser un coñazo sacarla. Hoy tampoco han abierto las pistas, joder! pero no pasa nada, hemos estado jugando en la nieve. Luego nos hemos tenido que meter en casa otra vez porque las carreteras siguen cortadas y en el pueblo no hay nada que hacer…

3 Enero (noche)

Me cago en la puta nieve. No deja de caer. Tenemos la terraza hasta el culo de mierda blanca de esa. Las calles están llenas de nieve y no puedes andar por ellas sin calarte las putas zapatillas y morirte de dolor con los pies congelados. Carlos y yo hemos subido a por el coche, que estaba aparcado en el quinto coño. Hemos tardado un rato en encontrarlo porque no se veían los coches de la cantidad de mierda blanca que tenían en lo alto. Luego hemos estado escarbando una hora, sacando nieve de encima. El coche tenía una capa de hielo de 5 cm. Como no traíamos agua caliente, hemos tenido que mearnos encima del coche para derretir el hielo de las cerraduras. Luego nos hemos liado un rato a ostias con el coche para quitar el hielo de los marcos de las puertas. Después de dos horas quitando hielo, el coche ha arrancado a la primera. Este coche es la caña, es mas duro que Clint Eastwood, no lo venderíamos ni por setenta kilos. Las cadenas venían sin instrucciones. El cabrónazo de Edu debió tirarlas cuando aprendió a ponerlas, “Ésto ya no sirve, ya sé ponerlas” debió pensar el muy mamón. Hemos estado una hora con las manos hundidas en la nieve intentando ponerlas. No deja de caer la puta nieve de los santísimos cojones y nadie se para a ayudarnos. La gente de aqui son unos hijos de la gran puta! al final hemos conseguido sacar el coche de la puta nieve y meterlo en el parking. Estoy molido de escarbar en la nieve, no puedo más, ojala deje ya de nevar de una puta vez, porque las carreteras estan cortadas y si mañana no las abren, vamos a tener que pagar mas dinero y buscar un alojamiento donde pasar la noche atrapados entre mierda blanca de ésta. joder! joder! joder!

4 Enero

El coche no arranca. Este coche es una puta mierda, lo cambiaríamos por un par de guantes de los malillos, porque hace un frio de cojones. Hemos tenido que llamar a la grua. El tipo de la grua tenía una mala ostia de cojones, casi nos ha echado la bronca por hacer que suba a por nosotros. Después hemos estado vagabundeando por granada durante horas, hasta que el mecánico ha certificado la defunción de Willy y la compañía nos ha dado un coche de alquiler. En Córdoba hay 9 grados, una mariconada para lo que estamos acostumbrados. Menos mal que aqui no hay esa mierda blanca de los cojones que se te mete en las botas no se sabe por donde y te deja los calcetines empapados… No vuelvo en la puta vida a Sierra Nevada.

Nota: Basado en el original “Diario de un cubano” y en nuestro genial Fin de Año en Sierra Nevada.