Planear es volar sin motor

La otra acepción ni la considero. El Jueves, después de una horita en la piscina haciendo largos, tenía que irme a casa a currar un rato…

…terminé en el Góngora, en un concierto con Leti y El Canijo dando bastantes más saltos de los que debía…

…el viernes amanecí enfermo… (y con una mención en La Cajita!).

El sábado iba a ir al concierto de Quique + Iván + Marlango con La Chica Vudú…

…La Chica Vudú no pudo venir, llovió como si de golpe fuese a terminarse la sequía, el concierto se fué a la mierda…

…acabamos en un bar de estos que tienen sofás, proponiendo viajes a Madriz y Dublín en las próximas semanas, tirando del “venga, una copa más y nos vamos”…

Siempre que planeo aterrizo en un sitio totalmente distinto a donde iba…

7 comentarios sobre “Planear es volar sin motor”

  1. Bueh, pero eso es lo bonito ¿no?
    El dejarse llevar por las circunstancias, las veces que mejor me lo he pasado han sido sin plan de por medio, o como tú dices, en sitios totalmente distintos a donde iba en un principio.

    :)

  2. ¡Buen juego de acepciones!

    Tienes suerte. Yo cuando intento planear, lo que pasa es que ni despego.

    Menos mal que mi tablita de windsurf… ésa sí que “planea” ésa si…

  3. pues iván ferreiro sí que dio un conciertillo (conciertazo) en el café de la luna… a veces hay cosas que salen mejor sin planear… ;)

  4. Lo sé Lesby, me lo perdí… :(

    JT entonces deja que te lleve ella :)

    Yo siempre lo he creido así chicas ;) (welcome back Contra)

  5. Pero eso tiene mucho encanto también, ¿no? Que sin comerlo ni beberlo te encuentres en una situación distinta a la que esperabas, que en ocasiones mooola bastante más ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *