Soy el borrón que dejan las gomas chungas

Soy el camino con curvas, que llega al mismo lado, pero pasa por más sitios…

Soy el renglón torcido, que queda más feo, pero te cuenta más cosas…

Soy todo lo malo que te pasa en ese día que no te importa, soy la lectura positiva, pero esa que casi es absurda, soy el plan que haces cuando te rindes por no saber otra excusa que poner, soy la cerveza que te tomas cuando no puedes pagar un cubata, soy al que llamas el último, “porque éste sí que sale seguro a tomarse algo”

Soy… porque no te queda mas remedio.

Me asaltan las noches…

…Y últimamente en todas tengo pesadillas…

En las que sueño que voy a cruzar la calle, y voy por el paso de peatones… y llego al otro lado de la calle, justo al borde del parque donde llevan a los perros a mear… y me despierto sobresaltado…

O que llego a casa, meto la llave en la cerradura… que la giro… y que entro en casa, que está sola. Me tiro en el sofá, enciendo la tele… y abro los ojos…

O esa que estoy en el campo, al borde de un precipicio, desde dónde se ve una ciudad. Que paso un rato allí y me marcho, un segundo antes de despertar…

Últimamente todas las noches tengo pesadillas porque nunca sales tu en mis sueños.

…y dormíamos tan juntos que amanecíamos siameses, y medíamos el tiempo en latidos

Sexos

“El hombre ofrece amor a cambio de sexo, la mujer, sexo a cambio de amor”

Guillermo. De profesión, argentino.


El Último Casanova se alquila barato y se vende a precio de lujo. Así gana siempre inquilinas mientras ahuyenta propietarias. A la gente que vive al pie de sus convicciones, no les afecta la crisis del ladrillo. Grande.