Hoy sí nos hemos hecho viejos

Cuando dentro de cinco, seis, o diez años, en fin de año, con media copa de más, te animes a intentar hacer el moonwalk y tus hijas te miren como diciendo “¿qué coño hace papá haciendo el gamba?”, te darás cuenta que hoy se han muerto muchas cosas de cuando éramos niños…

…hoy se ha muerto medio cacho de la década de los ochenta. Larga vida al Rey.

Yo hoy me pongo calcetines blancos

Sipote!

Hace algo así como seis o siete años me vi yo, extrañas circunstancias que se dan, charlando con Antonio Benitez, un tipo al que no le prestarías ni un boligrafo bic, que había pasado más vida en la cárcel que fuera de ella, canijo como el corte del papel de biblia y con la espalda completamente tatuada con un historiado falo más grande que las torres del Santiago Bernabéu.

“Anto… Antonio”, comencé, tragando saliva ruidosamente mientras fijaba la vista en el suelo y preguntándome qué ganas tendría yo de morir un dia primaveral como ayer, o siquiera de ganarme como enemigo a un ex-todo deshauciado de la vida. “Que digo yo… como… es… que tienes un tatuaje de un pene en la espalda… tatuado… ahí…?”

Antonio no disimuló un gesto de fastidio, entrecerrando los ojos y ladeando la cabeza. “Er puto niñato ehte hasiendo la preguntita de los cohone…” pensó… Chasqueó la lengua… Apuró su cigarrillo… Sonreí nerviosamente… Empecé a sudar a chorros…

Si hay diez niveles de ronquera, a Antonio Benitez le crearon un nivel en lo más alto para él solo, y con tan desagradable golpeteo de cuerda vocal y su impecable cordobés, léntamente y sin mirarme, dijo:

“Nunca le piah a tu mehó amigo que te tatúe ar crihto de loh faroleh donde no pueah vehlo… porque a lo mehó no eh tu mehó amigo…”

Los domingueros vuelven el Lunes

Sunday Drivers sacan nuevo disco el día 15, pero si como yo, no te aguantas las ganas de oirlo, los chicos de heineken te dan la opción de escuchar las nuevas psicodelias y sonidos ‘Beatlesianos’ (inventazo, sí) de la genial banda toledana:

Sunday Drivers – The End Of Maiden Trip

Desde ya os digo que el Lunes, éste personaje que aún compra discos y vinilos, va a gastarse las pelas en comprárselo.

“My plan is not to love you, i’ve got better things to do you”

Ésto sí es música Mena!

Fúrgol

Al fúrgol siempre se ha jugado igual: el gordo en la portería, el tonto de defensa y el chulo de delantero chupón, dando voces para pedir el balón, en tiempo reglamentario de un recreo y con sanción de penalty si a alguien se le hace suficiente daño para romperle el orgullo y hacerlo llorar.

El fúrgol es el mejor deporte del mundo. Incluso para nosotros los tontos defensas.