Cuatro amigos

“A veces pienso que el cerebro tiene envidia del corazón. Y lo maltrata y lo ridiculiza y le niega lo que anhela y lo trata como si fuera un pie o el hígado. Y en ese enfrentamiento, en esa batalla, siempre pierde el dueño de ambos.”

Pasión por las alturas

summit
Llegar a la cima… plantarte en lo más alto de la península, mirar al horizonte… sentirte por encima de medio mundo… y pensar que encima de quien realmente quieres estar es de cierta niña a la que se la pela el montañísmo…

…Dormía a tres mil metros de altura y a algunos más de la cama que añoraba… No sabía cual, pero se sentía enteramente un cateto…

Nota: Lo sé… Pero no me seáis tan trigonométricos…

Barranquísmo

Pásate una semana tirándote a un precipicio que termina en una poza de agua rodeada de rocas y entiende las metáforas de la vida… Te ponen un traje de neopreno y ya te sientes casi Batman… -he llegado- dices, mas sobrado que la compra del supermercado el finde que te vas con los amigos… y cuando el guía comenta “ahora viene un salto para valientes” metes el codo para estar el primero, a huevos, tu. Y luego…

valentía, duda, cobardía… En secuencia ineludible…
valentía, duda, cobardía… De qué me sonará esto del barranquísmo…?
valentía, duda, cobardía… Cuándo otra vez he estado yo en la boca de un abismo…?

(…)

-te echo de menos…-
-qué?-
-nada, nada… queeee… dicen que mañana hace malo…-

Nota aclaratoria del autor: La entrada, como de costumbre, no es autobiográfica. El autor y su fiel escudero, cumplieron como machotes no rehusando salto alguno. Charly, eres grande… lo sé por todo lo que salpicabas al caer…