Hoy no vas a morir. Pero si no te lo propones, quizás tampoco vas a vivir.

Muerde, besa, azota. Sácale un pellizco al día de donde menos se diría. Mira a alguien de esa forma que tú sabes que mata un poco. Provoca.

Pídete una caña más. Rebaña. Vacila. Sóbrate.

No dejes el de la vergüenza, no pidas perdón, hoy nadie lo espera. No duermas la siesta. No esperes la noche. Alza la voz. Más de falda que de pantalón.

Haz de hoy todo lo que ayer debió ser. Cuéntamelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *