Reencuentros

Estaba más guapa que nunca, desde que lo dejamos, hacía ya quince o veinte minutos…