19 comentarios sobre “Mitades”

  1. Grandes cuestiones que atormentan a la humanidad… Por cierto, me encanta el diseño del blog y, como no, su contenido.

    ¡saludos persona que me habló en Twitter!

  2. Media naranja, eMe, media naranja.

    El dramaturgo griego Aristófanes contaba que, en un principio, la raza humana rozaba la perfección. Los seres eran esféricos como naranjas; tenían dos caras opuestas sobre una misma cabeza, cuatro brazos y cuatro piernas que utilizaban para desplazarse rodando. Estos seres podían ser de tres clases: Compuesto de hombre + hombre.
    Compuesto de mujer + mujer.
    Compuesto de hombre + mujer (andrógino).

    Su vanidad les llevó a enfrentarse a los dioses creyéndose semejantes a ellos. Zeus los castigó partiéndolos por la mitad con el rayo

    Desde entonces los seres humanos nos vemos condenados a buscar entre nuestros semejantes a nuestra media naranja con la que unirnos en abrazos que nos hagan más “completos”.

    Sin embargo, Zeus amenazó con dividirnos de nuevo en dos mitades, para que caminemos dando saltos sobre una sola pierna, en caso de que la raza humana no aprenda a respetar sus propios límites y a superar su peligrosa arrogancia…

  3. A veces me siento como media patata… pero siempre hay alguna otra mitad por ahi, hay que tener paciencia hasta que la encontremos…

  4. Pues ya ves, eMe: yo ahora me siento como una vieja bota que ha perdido a su compañera en una mudanza…

    Quién fuese un pedazo de fruta!

    Un beso y ánimo, que tu mitad de sandía está esperándote a la vuelta de la estantería del Mercadona.

  5. No te preocupes Madrileña, la nostalgia del camino se acaba pasando… Supongo que será cuestión de avivarla cada verano ;)

  6. Lo mío ya se podría definir como depresión post-caminera… Claro, que vivir en Madrid no ayuda mucho

    Pero ya estoy planeando la siguiente: La Vía de la Plata, que me han dicho que es preciosa… Si te apuntas, ya sabes. En septiembre me vuelvo a calzar las botas :)

  7. jajajaja El Rollo Maldito es una maldición de la que no puedo escapar JT… Y ya me gustaría que me tocase un día de estos que las cosas me salgan bien… pero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *