Son del cole fijo…

Sucedió que una noche, caminando por el puerto de Palma, habíamos quedado en el centro para cenar y, cosas del destino o las mujeres, íbamos tarde. Caminábamos a paso vivo cuando a lo lejos vi alguien terriblemente conocido. Pues listo – díjeme – tiene que ser alguien de mi colegio, porque lo conozco como de verlo todos los dias… pero… quién leches es…? Nos acercábamos, íbamos a cruzarnos. Él alto y espigado, estaba con un grupo de gente y ya me miraba también a mi. No podía dejar de mirarlo, tratando de averiguar quién leches era…

Sonrío? Tendré que saludarlo, si no va a decir que vaya sieso… Qué hará este aqui en Palma? quien cojones es??

Lo miraba, lo remiraba, hacía memoria, lo tenía ya a diez pasos…

Quién está a su lado? Coño! también lo conozco!! Quiénes son??? Los conozco seguro! Son del colegio fijo!! Serán de un año anterior al mio o posterior? Si, si, son de las Teresianas seguro! Qué harán aqui? Tan lejos de Córdoba! Cuanto hará que no los veo? …diez años? …quince?

Cinco pasos, sonrío y voy separándome de mis acompañantes para saludarlos, voy a levantar la mano para saludarlo… casi lo tengo ya cogido por el hombro…

Con quién más están? Hala a éste también lo conozco, quién es est…. ¡¡¡Dios santísimo!!!

Ramiro: Creía que los ibas a saludar, pensaba que los odiabas… son La Oreja De Van Gogh esos, no?
eMe: sí… menos mal que me he dado cuenta a tiempo…

7 comentarios sobre “Son del cole fijo…”

  1. Jajajajajaja.
    Bueno, esas cosas pasan, yo estuve a nada de preguntarle a Javi Navarro si estaba en mi gimnasio y creo que tengo fijación por los de Operación Triunfo: casi tiro a uno guapete por las escaleras de Zara y en Valencia saludé a otro pensando que lo conocía; lo mejor, como mi amiga salió del paso diciéndole “Chechu,nos encantaste en médico de familia” (hay que mantener la dignidad ante todo)

  2. En realidad es algo que me pasa con demasiada frecuencia. En más de una ocasión he ido a saludar a un grupo de chicas, teniendo la absoluta certeza de conocerlas. Al cabo de estar con ellas un rato hablando, preguntarles por la familia y cualquier cosa para ubicarlas, me salta la lucecita:

    “Claro que las conoces eMe, son las dependientas de P&B…”

    En fin. Seguramente habré quedado en mas de una ocasión como un buitre carroñero de la peor calaña. No es falta de vergüenza, es despiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *