De amenazas

“Como lo intentes, te enteras…”

Y algo dentro de ti aprisionaba tus ganas de hacerlo, coartando tus ilusiones, como si, evidentemente y de alguna manera, tu no quisieras enterarte, como si la ignorancia fuese el maravilloso regalo de la felicidad misma, hacer lo que uno quería y no enterarse jamás… -¿de qué?- da igual… jamás…

2 comentarios sobre “De amenazas”

  1. Y algo dentro de mi me obligaba a hacer cosas que mi mente ocultó un día en un rincón para siempre olvidado. Y mi cuerpo me pedía más y mi cabeza me pedía menos. Y mi piel se aventuró y mi mente prefirió no enterarse jamás…-¿de qué?- da igual…jamás…

    (distinta historia, igual final, unos lo hacen otros no se arriesgan)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *